Cabaret literario franco-guatemalteco

Cargando Eventos
  • Este evento ha pasado.

Cabaret literario franco-guatemalteco

 

La voz bilingüe del español y del francés y la música en vivo están reunidas en un espacio de convivencia, donde el público está invitado a descubrir o redescubrir, con una copa de vino en la mano,  textos novelísticos de Francia y de Guatemala.

Durante esta primera velada de 2016, Philippe Hunziker y Marc Sagaert leerán fragmentos de “Patria, mi cuerpo”  de la escritora guatemalteca Carolina Escobar Sarti y de “Diario de un cuerpo” (Journal d’un corps) del novelista francés Daniel Pennac, con la participación del clarinetista Sergio Reyes y del guitarrista Ricardo Melchor de la Orquesta Sinfónica Nacional.

Textos: “Patria, mi cuerpo” de la escritora guatemalteca Carolina  Escobar Sarti y  “Diario de un cuerpo” (Journal d’un corps) del novelista francés Daniel Pennac

Lectores: Alba Marina Escalón, Philippe Hunziker, Marc Sagaert

Música: Sergio Reyes (clarinete) y Ricardo Melchor (guitarra)

Dirección artística: Marc Sagaert

En presencia de la escritora guatemalteca Carolina  Escobar Sarti

 

 

Los Autores y sus obras:

 

Carolina Escobar Sarti

Carolina Escobar Sarti (Nació en Guatemala en 1960). Licenciada en letras, escritora guatemalteca, obtiene una maestría en Literatura Hispanoamericana, y actualmente es candidata al Doctorado en Sociología de la Universidad de Salamanca.

Su trabajo como profesional incluye más de 25 años dedicados a la docencia, a proyectos de desarrollo, a la comunicación, a la cultura guatemalteca y a la investigación social en varios lugares regionales. Recientemente desempeña el cargo como catedrática en tres universidades guatemaltecas, y también como columnista de prensa y consultora de proyectos.

Actualmente la escritora guatemalteca lleva más de setecientos artículos de opinión publicados en las páginas editoriales del país de Guatemala y cuenta con el premio INICEF a la Comunicación 2000, otorgado por el escritor mexicano Carlos Fuentes.

Ha sido invitada a leer su poesía en los países de México, Argentina y Guatemala.  Antes de No somos poetas, publicó los libros de poesía: La penúltima luz (1999), Palabras sonámbulas (2001) y Rasgar el silencio (2003). Fue una de las participantes en varios congresos y seminarios de literatura a nivel Nacional e Internacional. También ha sido jurado de certámenes de poesías y cuentos en Guatemala.

Uno de sus poemas (Perdones viejos), obtuvo el primer lugar en el Tercer Certamen Nacional de Poesías Musicalizadas de Voces de Mujeres guatemaltecas en 1996. Sus poemas han sido publicados actualmente en revistas, periódicos y antologías de Guatemala, Estados Unidos, México, Austria, Francia y Alemania. Recientemente está en la etapa de experimentar con la narrativa, ya que cuenta con material inédito.

Es presidenta del Consejo Administrativo del Aporte para la Descentralización Cultural (ADESCA), miembro del Consejo Nacional de Investigación (CONAIS), del Consejo Nacional de Literatura, del Consejo para la Transparencia y del Consejo Consultivo del Fondo de Gobernabilidad de IBIS-Dinamarca. Carolina Escobar Sarti forma parte del PEN Internacional de Escritores y ha sido jurado en distintos concursos de poesía, cuento y ensayo.

 

 “Patria, mi cuerpo”

Elogio infinito de la desnudez. Hay palabras que dan miedo. Una de ellas es “verdad” porque se usa para mentir, para esconder hechos reales y beneficiar a los poderosos. Otra palabra es “cuerpo”, porque existen formas de figurarlo o desfigurarlo. Carolina deslumbra con su dominio de la palabra y con el acierto original de su uso. Patria mi cuerpo. Historia de una mujer desnuda confirma la valentía más absoluta de una mujer que se desnuda para acusar sin más armas que su verbo, todo aquello que envilece la vida de nuestros pueblos.

La desnudez nos atemoriza y avergüenza. Carolina se atreve a escribir con esa pureza con que salimos del vientre materno, para invitarnos a hacer lo mismo frente a los escondidos con vestidos y galas para ocultar su vileza de vender patria en pro de su mayor capitalismo, cada vez más alejado de la miseria en la que viven tantos seres humanos.

Grabemos en nuestros cuerpos desnudos estas palabras de uno de sus poemas: “El hambre es una muerte que no tiene fuerzas para morir”.

Carmen Naranjo.

Daniel Pennac 

Daniel Pennac nació en 1944 en Casablanca (Marruecos). Es un escritor francés cuyo nombre real es Daniel Pennacchioni.

Pennac compagina su trabajo como docente de literatura con su carrera de escritor. Fue criado en África y el sudeste asiático y pasó su juventud en Niza, ciudad donde estudió letras y se dedicó a la enseñanza.

Los primeros libros que escribió iban dirigidos al público infantil y su saga de novela negra sobre los Malaussène, donde cuenta con gran sentido del humor la vida de una típica familia parisina que reside en el barrio marginal de Belleville, adquirió una fama notable. También es autor de otras novelas y de ensayos entre otros “Como una novela”, que escribió basándose en su propia experiencia como docente. Este ensayo sobre literatura recoge lo que Pennac denomina los derechos del lector.

Daniel Pennac recibió en 2007 recibió el Premio Renaudot por su obra “Mal de escuela” (cuyo título original en francés es “Chagrin d’Ecole”).

“Diario de un cuerpo” (Journal d’un corps)

«No tendré más miedo, no tendré más miedo, no tendré más miedo.» Estas son las primeras palabras que repite el protagonista de esta original novela. En un principio, parece que no es más que un niño de doce años que escribe un diario porque tiene miedo a su madre, a los espejos, a las hormigas… pero su temor más grande es que muera Violette, la mujer que lo ha cuidado desde que murió su padre. Desgraciadamente, a Violette no le queda mucho tiempo y él se quedará solo con una madre que nunca lo ha querido. Hasta aquí no parece que el suyo sea diferente a cualquier otro diario. Sin embargo, sus intenciones van mucho más allá de la mera recopilación de estados psíquicos: quiere escribir acerca de su cuerpo y de todos aquellos descubrimientos que experimenta a través de este. Nada escapa a su curiosidad. Por eso, no hay pudor en él sino descubrimiento y naturalidad. No hay prejuicios sino la firme voluntad de hablar del despertar físico y de las nuevas sensaciones que le permiten cambiar su manera de relacionarse con el mundo.

Con la precisión de un entomólogo, Daniel Pennac recoge el fascinante camino de una vida vivida a través del cuerpo. Consigue restablecer el papel principal de nuestro cuerpo e indagar en los misterios de nuestra relación con este. Como dice el protagonista al final del libro, con 86 años y después de muchas anotaciones, «al fin y al cabo somos ese niño que llevamos dentro. Un niño confundido.»

 

Martes 23 de febrero – 19.30 horas

Galería de Arte de la Alianza Francesa de Guatemala

Calle de los Museos: 5ta. Calle 10-55 zona 13, Finca la Aurora

Entrada Q.20, incluye una copa de vino